El proyecto más reciente del realizador Jorge Michel Grau (Somos lo que hay7:19) es un remake de la cinta colombiana La cara oculta (2011), donde las pasiones humanas y la venganza se desbordan a consecuencia de un juego mal ejecutado, una lección que revelará la verdadera naturaleza de la pareja, punto que trae a la memoria la Perdida (Gone Girl, 2014) de David Fincher, cuyo trabajo estético reverbera a lo largo del de Grau. Continuar leyendo…