Antagónica (2007)

Una antigua enseñanza oriental reza que la vida ocurre gracias a la coexistencia de tres fuerzas: una activa, una pasiva y una neutralizante.

Es el contraste de estas dualidades en oposición y la fuerza que las balancea, el sistema con que creamos de nuestras percepciones una metáfora de realidad. La atención que la mente, las emociones y el cuerpo pueden enfocar a esta lucha de fuerzas, es un agente capaz de evocar en nosotros nuevos estados de conciencia, es un factor que otorga vida a lo que toca, es la energía que genera con su presencia la posibilidad de una experiencia estética.

Antagonica

La música es ejemplo de esta metáfora de realidad ya que evoca una presencia consciente y es una calca del funcionamiento de estas tres fuerzas. La estrategia que usamos como receptores de música para poder relacionarnos con ella, está basada en la atención. Si no le prestamos esta presencia, entonces no escuchamos arte, tan sólo oímos ruido de fondo.

¿Cómo puede una composición capturar la atención del auditorio? ¿Qué hay que ponerle a la música para que sea interesante de escuchar, para que emocione? ¿Habrá algún elemento en común entre las diversas propuestas que nos resultan o no atractivas?

Con el afán de responder estas preguntas he investigado mi propio proceder como escucha, he buscado qué hay, tanto en las obras aburridas que inevitablemente orillan a mi atención a dispersarse, como en las que la capturan y apasionan.

El resultado de mis investigaciones apunta claro en una dirección; toda la música que me gusta tiene un punto de referencia, de estabilidad, que combate contra una región de ambigüedad o inestabilidad, creando un discurso de contraste entre reposo y movimiento, seguridad e incertidumbre, tensión y relajamiento. En cambio, cuando en la música todo es predecible y ordenado, me aburro y distraigo, o bien si todo parece ser caos azaroso, me obnubilo y malhumoro.

Entonces, siguiendo el diagnóstico de mis propias preferencias como melómano, decidí hacer música Antagónica en este disco, usando elementos de contraste que pelearan por lograr un equilibrio de dualidades en oposición con una fuerza neutral.

El antagonismo está por todas partes en este disco, desde en los elementos rítmicos, melódicos, armónicos, dinámicos, instrumentales y estructurales de la música, hasta en los títulos, las temáticas, los textos, las ilustraciones y el diseño gráfico. El humor y la música de concierto parecieran una de ésas dualidades irreconciliables, y es justo por ello que esta música, hecha con toda seriedad, ha sido objeto de mi propio escarnio al titularla con temáticas irreverentes y caricaturizar a sus personajes.

Finalmente, cualquier temática es apropiada para una obra, siempre y cuando cumpla con su cometido de atraer la atención del publico y les acercarle la posibilidad de contactar con ella. Da igual como se le llame a las obras, toda vez que sus títulos despierten la curiosidad por escucharlas y, si no me cree, pregúntese por qué sigue leyendo esta larga, sesuda y pretenciosa letanía.

Escucha Antagónica

Intérpretes

Gonzalo Salazar - Guitarra

Anacrusax - Cuarteto de Saxofónes

Samuel García – saxofón soprano
Octavio Velásquez – saxofón alto
Omar López – saxofón tenor
David González – saxofón barítono

Cuarteto Latinoamericano

Saúl Bitrán - Violín 1
Aron Bitrán - Violín 2
Javier Montiel - Viola
Álvaro Bitrán - Violoncello

Quinteto de Metales de la Ciudad de México

Ricardo Kirgan - Trompeta 1
James Ready - Trompeta 2
Jeffrey Rodgers - Corno Francés
Gustavo Rosales - Trombón
Dwight Sullinger - Tuba

Trío de Alientos de Bellas Artes

Rafael Urrusti - Flauta
Carmen Thierry - Oboe
Gerardo Ledezma - Fagot

Tambuco - Cuarteto de Percusiones

Ricardo Gallardo
Alfredo Bringas
Miguel Hernández
Raúl Tudón

Quinteto de Alientos de la Ciudad de México

Asako Arai - Flauta
Joseph Shalita - Oboe
Martín Scalona - Clarinete
Patrick Kennelly - Corno Francés
Wendy Holdaway - Fagot

Alberto Cruzprieto - Piano

Víctor Flores - Contrabajo

Luis Mora - Clarinete

Baltasar Chavarría - Saxofón

Eduardo Vega - Batería

Cuautli Vargas - Batería

Créditos

Enrique Mendoza, asistente de producción

Alerick Barba, ingeniero de grabación de La Mengambrea y Lo nato es neta

Hans Mues, ingeniero de grabación y mezcla de ínguesu.

Mezcla y masterización de Lo nato es neta II

Gabriela Guzmán, diseño gráfico

Cristóbal Álvarez, ilustraciones y guión de la tira cómica.

Enrico Chapela, composición, producción, redacción, edición, mezcla y masterización.

La Mengambrea y Lo nato es neta se grabaron en

Incorporando Producciones

Ínguesu y Melate binario se grabaron en Ameyalco Records

Agradecimientos

Instituciones:

Este disco fue realizado con el apoyo del Programa de Fomento a Proyectos y Coinversiones Culturales del Fondo Nacional para la Cultura y las Artes FONCA. A quienes agradezco enormemente la oportunidad y el esfuerzo exitoso que dicha institución realiza en apoyo a la cultura en México.

Gracias al Centro de Investigación y Estudios Musicales CIEM y en especial a Mª Antonieta Lozano, por las aportaciones económicas, el préstamo de los pianos para la grabación, y sobre todo, por el apoyo y cariño recibidos.

Un agradecido reconocimiento a la indispensable labor de:

Consejo de la Música en México COMUS, Sistema Nacional de Fomento Musical CONACULTA, Instituto Nacional de Bellas Artes INBA, Opus 94 IMER, Radio UNAM, Canal 22, y en especial a Televisa deportes.

Colaboradores e intérpretes del disco:

Gracias por su confianza en el proyecto, por su calidad, entrega y talento.

Maestros: A María Antonieta Lozano, Guadalupe Sotres, Rafael Huberman, Carlos Bustillo, Gerardo Tamez, Antonio López, Gonzalo Salazar, Kavindu, Víctor Rasgado y Vincent Carvert, gracias por sus consejos y enseñanzas.

Colegas: A Gabriela Ortiz, Hebert Vásquez, Ana Lara, Marcela Rodríguez, Armando Luna, Gabriela Soto, Graciela Agudelo, Jorge Torres, Rubén Ortiz, Juan Arturo Brennan, César Tort, Víctor Morán, Fausto Díaz y Sergio Ramírez Cárdenas, gracias por el apoyo y las oportunidades.

Personales: A mis padres, hermanos, primos, tíos, sobrinos, compadres y a mi abuela, así como a Pancho, Héctor, Quique, Rodax, Rafa, Luis, Gaby, Abeya, Vero, Coral, Valentina, Mayra, Nayeli y Rosario. Gracias por el enorme cariño recibido y el apoyo incondicional. A todos ustedes dedico este disco.